Según Forbes, «en 2018, España exportó a otros países 2,3 millones de toneladas de carnes y elaborados por un valor superior a 6.000 millones de euros. Esto supone un balanza superior al 360%». En cuanto a la exportación de carne de porcino, los principales destinos son China, Francia e Italia. La carne de vacuno, por su parte, va destinada principalmente a Portugal, Italia, Argelia y Holanda. Ahora, todos quieren abrir mercados asiáticos donde están demandando muchas carnes a consecuencia de la peste Porcina Africana PPA en China».